¿Qué es una traducción jurada y porqué la necesito?

Según la legislación española es necesario que todos los documentos que no estén redactados en la lengua castellana y que quieran tener efecto legal en España deberán estar acompañados de la correspondiente traducción jurada.

Una traducción jurada o traducción oficial es realizada por un traductor jurado acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, el cual firma y sella la traducción, y certifica que dicho documento es fiel al original.

¿Cuándo se necesita una traducción jurada? Se requiere una traducción jurada u oficial para aquellos documentos redactados en otro idioma diferente al español, catalán, gallego o euskera que deban surtir efecto legal ante un organismo oficial en España. Una traducción jurada siempre va sellada y firmada por un traductor jurado y tiene carácter oficial ante las autoridades.

Entre los documentos más frecuentes que necesitan una traducción jurada destacan los siguientes:

  • Certificados de nacimiento
  • Certificados de antecedentes penales
  • Sentencias o resoluciones judiciales
  • Títulos y expedientes académicos
  • Carnés de conducir
  • Certificados médicos
  • DNI/pasaportes o libros de familia
  • Traslado de expedientes académicos
  • Permiso de residencia
  • Nacionalidad
  • Cursos, acreditaciones y méritos
  • Certificados de matrimonio
  • Trámites de adopción
  • Certificados de divorcio, nulidad matrimonial o separación
  • Licitaciones públicas
  • Escrituras notariales
  • Contratos
  • Estatutos de sociedad
  • Poderes notariales
  • Patentes
  • Legalización de documentos

Es importante mencionar que todo documento emitido en el extranjero necesita obligatoriamente su legalización para que tengan efecto oficial en España. Por lo que, salvo que exista convenio, tratado o acuerdo internacional que exima de su legalización, se hará conforme a uno de los dos procedimientos siguientes dependiendo del país que expida el documento:

  • Si el país es firmante del Convenio de la Haya, la Apostilla será suficiente.
  • Si el país no es firmante del Convenio de la Haya, la vía de legalización será diferente, y su gestión dependerá del país que emite o en donde se quiere usar el documento.

Sin dicha legalización previa a la traducción jurada, cualquier tipo de documento no tendrá validez dentro o fuera de España.

Si tiene algunas dudas sobre el proceso de traducción jurada y de legalización contacte con Asesoría VH y le ayudaremos a gestionar cualquier tipo de documento en más de 28 idiomas, con los plazos más cortos de entrega, y siempre al mejor precio del mercado.

Primera consulta ¡GRATIS!